100 metros cuadrados para disfrutar

Hace una semana me invitaron a la primer función de » 100 metros cuadrados o El inconveniente» Después de dos años de no regresar al teatro obviamente

Hace una semana me invitaron a la primer función de » 100 metros cuadrados o El inconveniente» Después de dos años de no regresar al teatro obviamente estaba emocionada, la pandemia nos arrebato de los espacios públicos hace ya casi dos años y regresar a caminar entre las butacas, frente a un escenario es algo que ya quería para mi y espero pronto también para Angel. 

Entonces cuando Jessica me escribió para invitarme y justo yo iría a CDMX para estar unos días sentí que todo se alineaba. No tenía mucha información para ese entonces, pero si la suficiente, Jaqueline Andere y  Karina Guevara, dos actrices llenas de talento y pasión que sin duda pueden llenar 100 metros cuadrados y mucho mas 

¿De que va 100 metros cuadrados? 

En reseña breve es algo así, El departamento que el agente inmobiliario le ofrece a Sara reúne todas las características que ella desea: bajo precio, amplitud, luz y una hermosa vista. Tan sólo presenta un pequeño “inconveniente”: Lola, la dueña, deberá vivir en él hasta el día de su fallecimiento.Pero ya estando ahí hay mas…mucho mas. 

Para empezar el teatro, casi te puedo apostar que no importa desde donde la veas, vas a tener una buena visión y un sonido adecuado, nosotros estábamos en preferente y contrario a mi manía personal no me tocó en medio, de hecho fue en una orilla pero no me perdí de nada. 

La historia, si, si va de eso que ya te conté antes pero encierra matices de la vida de las mujeres y la forma como nos relacionamos entre nosotras, “El inconveniente” Lola, esta mujer que esta mas allá ya del bien y del mal, que quisa tuvo una vida pero que ha caído y quedado en este limbo en el que podríamos seguir viviendo, si pero también podríamos simplemente sentarnos y dejar que la vida nos pase y ser espectador de lo que a otros les pasa. Sara…Sara, me recordó a mi mamá. 

100 metros cuadrados para disfrutar 1
Pero sientate muchacha

Antes de ser madre fui hija, acá todo lo que aprendí

Mi mamá era de esa clase de mujeres que siempre tenía prisa, que casi nunca se sentaba y que siempre estaba haciendo algo, desde que tengo memoria siempre estaba planeando, anticipando. ¿Qué hay que ampliar la casa? Ya estaba viendo cuánto costaría, como ahorraría y hasta donde le alcanzaba, ¿qué vamos a salir de vacaciones? (en los 90s nosotros no teníamos computadora con internet) hacía un estimado de cuánto gastaríamos, dividía el dinero en casetas, gasolina, hoteles y comida, anotaba costos de caseta para tener el exacto de regreso y cada noche antes de dormir revisaba cuentas. Así que cuando vayan a ver “100 metros cuadrados” y vean a Sara verán un poco de mi mamá, tal vez también de ustedes o de alguien que conocen. 

Y por esa estricta planeación y anticipación de los eventos es que Sara estaba tan interesada en ese departamente de 100 metros cuadrados a pesar del inconveniente, al cual cautelosamente le había dado unos 2 años de vida. Pero (y aquí es donde nuevamente me acuerdo de mi mamá, quien pensaba en como iba a vivir su vida en pareja con mi papá cuando yo terminara la universidad y tomala, que le cambian de tajo el plan mucho antes de tiempo) Lola, el marido de Sara y algo en el interior de esta hace que todo lo que tenía anticipado no importe.

Ahora que la CDMX esta de nuevo (y esperemos ya nos quedemos ahí) en semáforo verde, recuperemos el teatro, vayan a ver “100 metros cuadrados o El inconveniente” Descubran como son las muchachas como Sara, que una discusión solo es una plática con sazón, esta no es una obra para ver con los peques como comunmente les recomiendo, esta es para ir con tu pareja pero en especial para ir con las mujeres de tu vida, tu hermana, tu mamá (Oscar me dijo que él quiere llevar a su abuela), con tus amigas, para salir de ahí e irte a tomar un cafe y platicarla, esta en especial es una obra para ti.


“100 metros cuadrados o El inconveniente” se presentará cada 15 días de jueves a domingo en el Nuevo Teatro Libanés hasta el 1 de mayo, en el recinto ubicado en Barranca del Muerto esquina Minerva y 2 de Abril

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.