¿Cómo disfrutar Zacatlán en familia?

Hace poco en instagram les comentaba que estaba pensando dónde ir a celebrar mi cumpleaños 34 y fue cuando Lau me recomendó Zacatlán de las Manzanas y entonces el plan se armó. 

La verdad es que Zacatlán es un pueblo mágico que tenía años de querer visitar, ¿por qué? la arquitectura del centro, su reloj flora (de hecho todos sus relojes monumentales), la comida, la gente, las bellezas naturales y las que sus artistas y artesanos han creado, además este fin descubrí que es perfecto para visitar en familia.

 Zacatlán, visita de un día o para quedarse 

Una de las ventajas de visitar Zacatlán es que se encuentra a 2:30 hrs de la Ciudad de México así que madrugando puedes darte una escapada de un día ya que los lugares mas representativos están a poca distancia uno del otro pero en definitivo querrás quedarte mas, así podrás darte el tiempo para disfrutar con calma tanto de su comida como de sus lugares. 

¿Dónde hospedarse?

Algo que me gusto es que hay diversas opciones hoteles desde 400 pesos, tanto en el centro como en las afueras del pueblo y lo mejor (para nosotros) hay varios lugares que aceptan mascotas así que pudimos viajar con whisky sin preocuparnos, nosotros elegimos Campestre Sierra Verde que esta a unos minutos del centro y que tiene unas vistas privilegiadas, un espacio abierto ideal para que Angel explorara y Whisky corriera feliz, yo quede enamorada de los ventanales de piso a techo de la sala (aunque creemos que nos sobraba una habitación) y por la noche pasamos un rato asando bombones en una fogata frente a la cabaña. 

¿Dónde y qué comer? 

Hay un par de lugares que se dice uno tiene que visitar y nosotros fuimos a tres de ellos 

La casa de la Abuela

Este es un must de Zacatlán, nosotros comimos en su terraza y el ambiente nos encanto, al fondo puedes ver una repisa con las mermeladas, sidras y licores que también puedes adquirir mientras esperas que lleguen los alimentos, les recomiendo pedir una jarra de agua de naranja, el mole poblano y la cecina, los precios son accesibles y el sazón delicioso. 

El café del Zaguán 

Antes de regresar al hotel y después de caminar un poco por el centro y sus calles pasamos a tomar algo ligero, Angel tiene obsesión por subir siempre si el lugar tiene dos pisos así que terminamos en una mesa cerca del barandal desde el cual se puede ver la planta baja, aquí te puedo decir que sus bebidas son realmente buenas (aunque me quede con ganas de probar el capuccino gitano pues no tenían un ingrediente) su cafe es delicioso pero sus postres no lo son tanto, además aunque estabamos al interior había muchos vendedores ambulantes. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rincón Zacateco 

Justo en el centro, frente a las letras de Zacatlán, se encuentra este restaurante, aunque no tenían disponibles todos los platillos de la carta, comimos delicioso y muy vasto, Angel para  no variar pidió mole con pollo de la comida corrida (sopa, ensalada y plato fuerte) y nosotros cecina con tlacoyos (nos hicimos fan de los tlacoyos ahogados), disfrutamos platicar junto al ventanal que daba al reloj floral y el kiosko. 

Aunque nos falto descubrir si había restaurantes petfriendly fue bueno que whisky pudo estar en el pasillo frente al lugar cerca de nosotros. 

Por supuesto que además no se pueden perder probar el Pan de Queso, el mas famoso es el de la Panaderia Vázquez a nosotros nos recomendaron Pan Don Elías pues se supone que es el que mas queso le pone y además pueden encontrar panes desde 2.50, comprar los jugos y licores frutales, las manzanas hojaldradas y el pan de higo. 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué hay que ver? 

Ya sé que parece que yo solo fui a comer jajaja pero también hay mucho para caminar y conocer, nosotros tomamos el tren que te lleva a recorrer el pueblo (60 pxs y podíamos llevar a whisky sin costo) y ha la cascada mas cercana, así te puedes dar una mejor idea de que hay y luego a pie recorrer a fondo lo que mas te interese. 

Fuimos a Relojes Olvera a ver el reloj que esta en el piso (y la exposición que esta arriba) corrimos pero ya no alcanzamos a  ver a los automatas en Relojes Centenario pero si pasamos a su museo que nos encantó, (en verdad no se lo pierdan) entrando esta el taller donde podemos ver los tipos de relojes monumentales que crean y subiendo las escaleras nos encontramos por un verdadero recorrido en el tiempo, donde podemos ver y conocer como la humanidad ha creado diferentes maneras para medir el tiempo, desde las ya conocidas como el reloj de sol, hasta unas que no imaginaba como los relojes de velas y uno que me enamoro “el reloj de vitral  . 

Tienen que conocer la barranca de los Jilgueros, las piedras encimadas, los vitrales, la cascada de San Pedro con su puente, el teatro al aire libre que se encuentra en el parque hundido. 

Así que como verán hay mucho para ver y disfrutar en Zacatlán, tanto que yo tengo que regresar a visitar lo que nos falto. Y si quieren mas recomendaciones sobre dónde ir con niños pueden ver mas recomendaciones aquí 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.