Los padres NO siempre tienen la razón

 
Contrario a la creencia popular ahora sé que Los padres NO siempre tienen la razón.
Hoy lave la ropa exterior de bebé y como buen día nublado no se alcanzo a secar antes de que lloviera, la baje casi seca pero con toques de humedad así que la alcoba matrimonial se convirtió en tendedero, un pantalón de mezclilla que me encanta y le regalo mi mamá lo “tendí” en la orilla de la ventana pues solo faltaba la pretina y mientras hacia eso Ángel entro un momento a la habitación, ultimamente es muy importante que no este en las habitaciones si las ventanas están abiertas este link explica porque así que termine salimos juntos y seguimos haciendo las actividades normales de nuestro día a día. 

Los padres NO siempre tienen la razón

Ya cerca de las siete de la tarde mientras cenabamos el cielo practicamente se rompio y bueno recordé que tenía la ventana abierta, corrí a cerrarla y en eso, oh no! el pantalón no estaba ahí. Vivo en un primer piso así que no era que alguien pasando lo hubiera jalado, el 80% del pantalón estaba dentro de la recamara así que no cayo por si solo, de cualquier forma me asome y nada no estaba ahí, busque debajo de la cama y ni resto del dichoso pantalón. Me moleste porque seguramente en algún momento Ángel se habría escabullido y aventado el pantalón, le pregunté si había tomado el pantalón de la ventana y me hizo señas de que lo había aventado, le volví a preguntar y respondió lo mismo, me enoje no lo voy a negar porque ya habíamos hablado con él sobre ese tema, sin regañarlo ni mucho menos. Me puse a pensar si estaba haciendo lo correcto pues aparentemente en esta ocasión hablar y explicarle no me había funcionado. 
 
No de buena manera continuamos cenando y él estaba inquieto así que me enoje mas y lo regañe por aventar el pantalón y no quedarse quieto fue la merienda mas incomoda en todo este tiempo, apague la tele  y de la silla baja nos fuímos a la silla alta, así como “debe ser” con “estructura” terminando volví a buscar el pantalón y lo encontré. No estaba donde debería estar si lo tomó pero no lo había aventado. Así que hice lo que tenía que hacer fui a buscarlo y me disculpe con él, si yo sé él es el menor, yo soy la mamá pero el titulo no importa, si quiero que Ángel aprenda a reconocer sus errores tengo que enseñar con el ejemplo, mostrarle que se vale equivocarse y que si molesta u ofende a alguien (aunque sea por error) ademas de disculparse hay que enmendar. Así que después de decirle que lo sentía le pregunte si quería ver algo en la tele conmigo o hacer otra cosa, corrió por el control me lo dio se acostó en el sillón y golpeo el asiento indicandome que me sentará con él. Que grande lección ademas de siempre corroborar antes de sentenciar, la capacidad de los niños de pasar por alto un error, aceptarlo y seguir adelante así sin mas, sin pensar “Le haré pagar mas adelante que me regañará sin razón” ni mucho menos. Me pregunto cuanto mas me falta por aprender y cuanto mas con amor mi hijo me enseñara. 
 
Los padres no siempre tienen la razón, Ja! pero si esto lo sabía yo desde que estaba en la secundaria, a veces se me olvida claro es que ya estoy del otro lado de la cancha.

Los padres NO siempre tienen la razón

 

7 comentarios sobre “Los padres NO siempre tienen la razón

  • el 28 julio, 2013 a las 17:03
    Permalink

    Me encantó este post!!

    Es de sabios reconocer un error. Felicidades

    Vivi
    SoyMama blog

    Respuesta
  • el 29 julio, 2013 a las 18:32
    Permalink

    🙂 Gracias Viviana, ahí vamos aprendiendo y viendo todo el camino que falta por recorrer
    Buen inicio de semana

    Respuesta
  • el 11 abril, 2016 a las 11:21
    Permalink

    Linda semana!!! A todos no ha pasado, metemos la pata. Lo importante es enmendarlo lo más pronto posible.

    Respuesta
  • el 12 abril, 2016 a las 12:13
    Permalink

    Me encanto 🙂

    No siempre tenemos la razón. Me encanta Mafalda. Abrazos 🙂

    Respuesta
  • el 15 abril, 2016 a las 6:36
    Permalink

    Del otro lado es difícil, cuando nos damos cuenta es lo mejor, saber que no somos perfectos y que no por ser padres tenemos siempre la razón, es maravilloso reconocerlo.

    Respuesta
  • el 16 abril, 2016 a las 14:06
    Permalink

    Los niños son tan inocentes, no guardan rencores no cocinan venganzas. Somos nosotros los que les vamos enseñando con el ejemplo. Así que me encanta que los padres estemos dispuestos a pedir disculpas y dar un buen ejemplo. Pues así criaremos mejores seres humanos. Es nuestro pequeño grano de arena. Saludos ?

    Respuesta
  • Pingback:Un lustro de maternidad - Aprendiendo a ser Madre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.