Mi experiencia con la copa menstrual

¿Has oído hablar de la copa menstrual? Tal vez si pero no estas segura, puede ser que igual que yo creas que a ti no te servira porque tu flujo es muy abundante o temes que sea muy complicado cambiarla, entonces tienes que leer este post (si ya la has usado y la amas cuentame tu experiencia) 

Cuando me convertí en madre y meses después regreso mi regla la  copa menstrual se convirtió en un básico, es que al ser una madre pañalera ves a los desechables de manera diferente y los quieres lo menos presente en tu vida y por supuesto lejos de una zona tan delicada como lo es la vagina.

copa menstrual

La  copa menstrual derriba mitos

Antes creía que era de flujo abundante y usaba toalla nocturna y tampón al mismo tiempo, no quería que nadie ni siquiera sospechará que estaba en “esos días” y los cargaba envueltos de papel de baño, la incomodidad en especial en época de calor, el pensar que todos podían ver mi toalla, eran parte de mi ciclo pero no tenían que serlo.

Cuando empecé a investigar sobre la copa menstrual, no podía creer esas “maravillas” que contaban sobre ella, hasta que la use y descubrí (para empezar) que yo no era tan abundante como creía, porque no es lo mismo absorber que contener, mi sangre no tenía ese olor agresivo que durante años pensé era parte de mi (ese era un engaño de los químicos de las compresas desechables y tampones) y después de ir comprendiendo y reconciliandome con mi ciclo, este se fue normalizando por primera vez en mi vida.

En todos estos años no he tenido una sola infección durante mi ciclo, ha sido mi salvación durante dos vacaciones a la playa, no siempre ha estado en lugares cómodos para vaciarla y aún así no ha sido mayor problema, cada vez que tengo la oportunidad de hablarle a alguien sobre los beneficios lo hago sin dudar (#unetealclandelacopa). Así que cuando COFEPRIS lanzó el siguiente comunicado advirtiendo sobre su uso y anunciando la persecución a las marcas mexicanas y a las distribuidoras de estas o de las extranjeras al considerarse ahora un producto ilegal, en serio pensé que sería una nota del deforma. Sé que el decirles que no me ha pasado nada, ni a mi ni a mis amigas que la usan el mismo tiempo que yo no es nada, pero ¿cuantos casos negativos documentados en México o el mundo tiene la COFEPRIS que avalen su decisión? ¿Por que no hablan de los efectos que podría tener los químicos que usan para blanquear el algodón o de los geles absorbentes? Ademas de la sangre ¿que mas absorben los tampones? ¿Cuál es el efecto a largo plazo de esas duchas vaginales? ¿Son seguras esas duchas que ademas prometen aclarar vello púbico? 

No puedo dejar de pensar en cuantos kilos de toallas sanitarias y tampones han dejado de ser parte de los vertederos de este país, el impacto en nuestra economía ( 3048 en estos 4 años para mi ya descontando el precio de la copa) y el cambio radical en como veo ahora mi ciclo menstrual, no me queda mas que decir #YoAmomiCopa 

 

 

Mi experiencia con la copa menstrual 1

3 comentarios en “Mi experiencia con la copa menstrual

  • el 13 abril, 2016 a las 20:07
    Permalink

    Yo también amo mi copa hace un año ni siquiera sabía que existía, así de arcaica jajajaja, pero desde que la descubrí la amo.

    Respuesta
  • el 21 junio, 2016 a las 19:13
    Permalink

    Apenas un mes usándola, obvio, acostumbrándome, pero aquí estoy, emocionada y aliviada de poder olvidar esas incomodidades que hasta este mes eran “naturales”.
    Saludos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.