Guardería y estancias infantiles

 Guardería o estancias infantiles, las puedes encontrar particulares, de gobierno, subrogada, CENDI, de SEDESOL pero hay algo que como padre no debemos olvidar tenemos derecho a conocerlas a fondo y que respondan todas nuestras dudas.

 

¿Cuál es su relación conmigo? Hasta el momento solo de revisión. Todo empezó antes de que Ángel naciera, en mis visitas a mi antiguo lugar de trabajo siempre me preguntaban que haría después de que él naciera. El plan original decía que estaría un año en casa pero a los seis meses entraría a la “guardería” esto para evitar que después sufriera mas (eso es lo que se cree por mis rumbos antes de los ocho meses para evitar la angustia de la separación) así yo iría buscando trabajo, haciendo mis cosas tranquila, y si a los cinco meses comencé la búsqueda.

Primero por Internet para hacer el primer filtro ubique las que me quedaban cerca y las contacte para saber que tipo de guardería era, costos, requisitos, cuantos niños tenían por grupo y las que se adaptaban a mis gustos y necesidades fui a visitarlas, aquí también deseche las estancias en donde encontraba fácilmente las fotos de los niños o tenían datos personales expuestos(nombres futuras excursiones, etiquetas a los padres).

 

¿Qué buscaba en ellas?, primero ver las instalaciones ubicar las salidas de emergencia, conocer los salones, si tenían ventanas, protecciones, si había que subir escaleras, dónde estaba el área de juegos, las condiciones de estos, la cocina (literal me metí hasta la cocina para ver la estufa, el refrigerador, como almacenaban la leche materna, donde guardaban los biberones y la formula de cada bebé, quien preparaba los alimentos) cuantas personas responsable por grupo, donde les daban de comer y  como se organizaban para la comida por que Ángel ya había comenzado la ablactación, en donde cambiaban los pañales, si era dentro del salón en donde tiraban los desechables y si permitían pañales de tela (los cuales Ángel usaba) donde y como dormían.

 

Después nos sentábamos a platicar como sería la adaptación había algunas que durante la primer semana te permitían que asistiera con el niño las primeras dos horas y poco a poco se fuera dando la separación, conversaba acerca de los hábitos de comida y sueño que pasaba si Angel no quería comer o dormir en el horario que ellos tenían establecido, las actividades de estimulación que daban y si había actividades con los papás (ya saben festivales o encuentros) tal vez sea una exageración pero me importaba también  conocer a los otros papás y por ultimo en este apartado cómo sabría yo el día a día de mi bebé en  la guardería, algunas entregan una relación diaria de lo que los niños comen, a que juegan cuantos cambios de pañal tienen otros semanal y las menos mensual, además de que te daban el calendario de los almuerzos que cocinaban en la semana para que tu desde antes supieras que va a comer y por supuesto les indicara si tenia alguna alergia o régimen diferente (esto para mi era muy importante) en especial en los pequeños de antes de un año junto con el pediatra (tuyo o de la institución) veían que alimentos darle y si la mayoría se ajustaba a lo que tu decidieras cosa que me parece fundamental, cerramos con la seguridad de las personas que lo recogerían y que pasaba si yo me tardaba un poco mas en llegar a recogerle.

 

Sin embargo llegaron y pasaron los seis meses y Ángel no entro a ninguna, por qué? porque una tarde un tanto harta de buscar guarderías y llegar a cocinar, limpiar etc mientras Ángel dormía y yo leía un comentario en fb donde me decían que mis requisitos eran una exageración que nunca encontraría a nadie que me gustara para cuidarlo que no fuera tan aprensiva, me pregunte si tendrían razón, si tenía sentido. Entre a la recámara donde mi bebé dormía su siesta justo en el momento en el que se estaba despertando, me vio sonrío y supe que por supuesto valía la pena y que esto no me lo quería perder ni compartirlo con alguien que no conozco, su sonrisa al despertar y verme era algo solo nuestro, así que hable con Marco y le dije que si no iba a entrar a trabajar yo aún, no tenía sentido mandar a nuestro hijo a una estancia, acordamos que seguiría buscando para que cuando cumpliera un año ya tuviéramos la elegida.

 

Así me llegaron los once meses de Ángel con la novedad de que ya caminaba ayudándose  de los objetos y se empezaba a aventurar a los solitos, así que regrese a algunas opciones que me gustaron y visite por primera vez otras que por la edad anterior había descartado, mismas preguntas pero ahora les sumaba, si los dejaban experimentar a comer con sus manos, como manejaban los “berrinches” (si escuchaba rincón de castigo bueno ya ni preguntar por mas, al igual que una guardería de sedesol donde tienen a bien recompensar a los niños que se portaron bien al final del día con una paleta (Ángel no comía dulces en ese entonces y la idea de “te portas bien te doy algo” tampoco me fascina), el compartir juguetes, conocer a sus posibles compañeros para saber en que grupo lo pondrían y las actividades que realizará y bueno pues como este muchacho al parecer va que lleva prisa preguntamos como llevan el “control de esfínteres” (que también ahí tengo mis detalles con los nombres ese no me parece tan malo como el de “entrenarlos”) la teoría en todas nos gusto, teníamos dos finalistas un CENDI y una estancia cuya directora además de ser encantadora, era prolactancia, crianza respetuosa bueno hasta los martes tenían escuela  para padres, el detalle no lo admitían hasta que caminara (que bueno faltaba nada) así que el ganador parecía ser el CENDI inclusive fuimos a la revisión con el pediatra de ahí (lástima que solo de consulta ahí), toda esta búsqueda la hacia sola (a veces con mi mamá) y en la noche le platicaba a Marco pero para la elección final teníamos que estar los dos, así que agendamos otras cita (la cuarta) para hablar con la directora y con la responsable del grupo y fue ahí cuando el amor se nos fue, yo no sé si así sea siempre o en todas, pero mientras esperábamos toco que los niños de un grupo salieron como su horario lo indicaba a hacer del baño y como eran los chiquitos en lugar de entrar a los baños salían con sus bacinicas y las ponían en hilera en el pasillo y se sentaban, cuando salieron había alguien que después se fue y los dejo solos, solos sentados en una bacinica hasta que hicieran popo, Marco y yo nos preguntamos ¿Qué pasaría si uno de ellos hiciera pipí y decidiera voltear la bacinica? ¿Y si hiciera popo y decidiera agarrarla y comérsela? (se de niños que lo han hecho) así que aunque todo lo demás era muy bonito, otra guardería mas que desechamos.

 

Ángel tiene ya 21meses aún esta en casa, obviamente la mayoría de familiares amigos que saben que hemos estado buscando desde hace tanto me preguntan de forma sarcástica ¿Cuándo entrará Ángel a la guardería? La respuesta: es en su momento ni antes ni después, ya tenemos mucho camino recorrido solo nos falta terminar de llegar.

 

Después de la negligencia que ocasiono la desgracia en la guardería ABC, la lucha de estos padres  derivo en el la ley cinco de junio si llevas a tu hijo asiste o va a asistir dale una leída por que tienes derecho a conocer el lugar donde tu hijo estará y las personas que de él cuidaran, tienes derecho a seguir buscando hasta que te sientas segura,  puedes hacer una lista y verificar, mi lista era mas o menos así:

 Lista para la guardería

INSTALACIONES

  •  Si cuenta con salida de emergencia y extintores, todo bien señalizado
  •  En caso de tener que desalojar el lugar, cual era el plan de contingencia (organización, personal, lugar de resguardo, comunicación con los padres)
  • Que no fuera vecina de gasolineras, restaurantes, fabricas.
  • Piso de material antiderrapante (en especial en los baños)
  • Sin contactos eléctricos al alcance de los niños (o con protectores)
  •  Ventanas altas y con protecciones
  • Cortinas y persianas sin cordones
  • En el caso de existir barandillas que el espacio entre cada barra no sea muy separado
  • Mi limite de distancia era 20 minutos en carro dando preferencia a aquella que me diera mas de una forma de llegar
  • Si existían escaleras,  con que frecuencia mi hijo las usaría, si eran para llegar al asoleadero, al comedor, al baño por ejemplo y con quien iría.
  • Las condiciones del área de juegos, si estaba junto a la de los niños mas grandes, si eran juguetes en buen estado, al aire libre o techado

 

PERSONAL
 
  • Atención del personal, cómo era el trato con los padres y los niños? 
  • Cuantas personas está a cargo de un grupo y que preparación tienen
  • Máximo de niños por salón (y revisaba el grupo en el que Ángel estaría, pero a veces también daba una miradita al grupo al que después pasaría)
  • Personal capacitado en primeros auxilios y si el caso lo ameritába a que hospital lo trasladarían
  • Políticas de la directora.

MÉTODOS

  • Como programan las siestas y la hora del almuerzo y que tan flexibles son con estos
  • Que tipo de actividades con los padres realizaban y cada cuanto
  • Que no tuvieran televisión
  • Tipo de juguetes dentro del salón de clases
  • Donde cambiaban los pañales y si aceptaban pañales de tela (y ya entrados en gastos donde estaban los baños y si eran adecuados para el tamaño de los niños)
  • Menú semanal y la flexibilidad para ajustarse en caso de alergias, régimen vegetariano o gusto (hubo una que me gusto que además de que permiten que los niños jueguen con su comida, cuando les enseñas colores los incluyen en el menú para que sepan a que sabe ese color)
  • Como manejan la frustración de los niños
  • Método de enseñanza
  • Que trataran a los niños como individuos 

Y esta era como la base, se agregaban preguntas dependiendo de lo que veía en el lugar, se que para algunos puede parecer obsesivo pero a final de cuentas ellos estarían formando parte de la vida y de la formación de mi hijo, no quería algo que fuera idéntico al hogar pero si algo que estuviera en sintonía para que no existiera confusión entre lo que Ángel viviría en la estancia y lo que nosotros pensábamos en casa.  Ya me tocará que entre y saber también si lo que prometió la que hasta ahora hemos elegido es cierto.

 Ya en otra entrada les contare de las diferencias entre las distintas opciones que en México tenemos, mientras tanto si están buscando aquí hay algunos enlaces que pueden ser de ayuda

 

Alguna guardería de SEDESOL aquí

Si estas buscando un CENDI pincha aquí

Si lo que buscas es una guardería del IMSS pincha aquí  y aquí puedes llenar un formato de inscripción

Para las estancias del ISSTE en este enlace

Si vives en el DF mediante el CESAC puedes obtener información sobre las opciones de estancias en tu delegación 

9 comentarios sobre “Guardería y estancias infantiles

  • el 13 agosto, 2013 a las 20:12
    Permalink

    La verdad que es complicado encontrar al go que se adapte a nuestra necesidad y mas con esa inquietud de aquella trajedia tan horrible, sabes yo tambien pase por lo mismo pero con la diferencia que en mi pueblo las opciones se reducen a 1, te cuento que mi hijo de 26 meses comenzo a asistir en enero de 2013 porque yo tenia que hacer un viaje de 10 dias y el no tenia los pasaporte, asi que para aliviar la carga de las abuelas y la tias mientras estuviera ausente decidimos llevarlo a un maternal, quise aplazar el viaje pero mi esposo no me dejo, me decia que iba a estar bien y la verdad que el estuvo bien pero yo la pase muy mal, apenas llegue de viaje le saque su pasaporte, no lo dejo mas nunca. No me gustan las guarderias, todos los dias le digo a mi esposo que el no va mas y de hecho casi no lo llevo pues no me sale de una gripe y la idea de que estuviera alli era para que yo lo ayudara en su negocio pero su socio y familia son del tipo problematica y practicamente me sacaron de alla, ahora el esta de vacaciones e igual lo inscribi por si acaso comienzo un trabajo de medio tiempo pero a medida que pasan los dias me digo que no lo voy a llevar mas porque no deja de enfermarse cuando va, asi que comparto lo que dices y la verdad que aunque parezca exagerado todos esos puntos deben tomarse en cuanta cuando de cuidado de nuestros niños se trata, Muy buen articulo, lo comparto!!!

    Respuesta
    • el 14 agosto, 2013 a las 15:51
      Permalink

      Gracias Normelis, es que por muy triste que parezca hay personas que las ven solo como un negocio fácil y tu como padre los dejas ahí confiado en que los cuidaran en especial si como en tu caso solo existe una opción, y si, los niños tienden a enfermarse mas en las guarderias, he de averiguar si existe alguna forma de ayudar a nuestros peques para reforzar sus defensas y ya te cuento.
      Saludos

      Respuesta
  • el 14 agosto, 2013 a las 2:12
    Permalink

    Que lindo blog de verdad, muy interesante info, no seguimos? Las mamas también tienen derecho a estar a la moda y bellas jaja besos guapa, espero tus comentarios en mi blog, Besos.
    Tati Castillo
    Modacolorandlove.blogspot.com

    Respuesta
  • el 29 mayo, 2016 a las 8:56
    Permalink

    Pero, de manera muy particular, quiero saludar a quienes estбn trabajando, quienes dedican su esfuerzo en las estancias infantiles, que estбn aquн presentes.

    Respuesta
  • el 9 marzo, 2017 a las 12:21
    Permalink

    Hola! son los mismo las estancias del IMSS que las subrogadas del IMSS? Saludos, Adam

    Respuesta
    • el 13 marzo, 2017 a las 15:59
      Permalink

      Hola Adam, las estancias del imss han sido creadas y reguladas por Instituto Mexicano de Seguro Social, solo admiten a los hijos de sus trabajadores afiliados, mientras que las subrogadas son particulares que tienen convenio con el IMSS

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *