El colecho es para pobres

El colecho es otra de las cosas que no estaban en mi idea de la maternidad, nuestro departamento tiene dos habitaciones así que el los últimos meses de embarazo muy ilusionados pintamos y arreglamos “la habitación del bebé” Mi mamá nos regalo el bambineto que sería para los primeros seis meses de vida de Angel y después la cuna en su habitación.

Por eso cuando a los pocos meses de nacido lo pasamos a su habitación estabámos tan emocionados que hasta lo presumimos en nuestro muro de facebook (aunque yo quería dormirme en el reposet junto a su cuna, claro como madre apegada malamente a él) y fueron esas muestras de “independencia” las que hacía que nuestros familiares y amigos se sorprendieran cuando meses después les decíamos que: 

colecho

El colecho es de Hippies y Pobres 

Cada vez que decíamos que Angel dormía en nuestra cama la pregunta (aparentemente obligada) era ¿Por qué? ¿Por qué si ustedes tienen otra habitación? ¿Por qué si ustedes ya tiene la cuna? Nos decían que eso no era sano, que era peligroso, que podíamos matar a nuestro hijo, que las personas que lo hacen, lo hacen por necesidad y que nosotros no la teníamos. 

Es tan común que se piense eso cuando no se ha experimentado el colecho o cuando se ha hecho pero no se ha disfrutado, lo sé porque yo un tiempo compartí cama con mi hermana y cuarto con mis padres cuando nos mudamos a la casa y aún no estaban construido nuestra habitación, muchas veces me fui al ropero a dormir en busca de mi propio espacio y porque tiempo antes de que Angel siquiera viniera en camino vi “Away we go” y recuerdo toda la escena con su amiga de la infancia esa mujer que en ese momento me parecía tan absurda e irreal.

colecho

 

El colecho por necesidad

Angel tiene ya mas de cuatro años y a veces duerme con nosotros y si en un principio (y a veces) lo hacíamos por necesidad, esa necesidad de descansar bien, de sentirte seguro y protegido, por que además contrario a lo que nos han dicho constantemente el colecho puede salvar vidas, la salva cuando por alguna condición tu hija se despierta a media noche ahogandose y al estar al lado reaccionas de inmediato, esos segundos en los que te levantas,reaccionas y corres a su habitación pueden hacer la diferencia, la salva cuando entran a tu casa a robar y tus hijos están al lado de ti, sé que sueno paranoica y exagerada pero son historias reales que me contaron de primera mano.

Y si, dormir con niños tiene sus inconvenientes, tendrás patadas en el estomago, en la cara, a veces te pueden tirar de la cama, despertaras con ellos encima o mojado cuando están en la etapa de dejar el pañal (o un poco después) pero también se siente muy bien, cuando son bebés las mamás ayudamos a regular la temperatura y los latidos del corazón entre muchos otros beneficios pero como adultos, ellos también ayudan hay una sensación de bienestar al abrazar, olor y ver dormir a tu bebé (o a tu niño ya en mi caso) que te llena el corazón y va inundando todo el cuerpo, así como te puedes despertar por un golpe, de repente sentirás como él se acerca con amor a ti para buscar o brindar refugio.

El colecho es para todos, para disfrutarse con todo y sus pequeños detalles, es para pensar en una cama mas grande (que de todas maneras terminaras en la orilla) y es para recordar que los hijos crecen y que en algún momento saldrán de tu cama y hasta de tu casa y eso no tiene nada que ver con un estatus socioeconomico, así que ¿Por qué no disfrutar cada uno de esos pequeños momentos? 

Y tu ¿practicas el colecho? ¿te han dicho lo mismo que a mi? Dejame en los comentarios tus opiniones, si lo practicas, otros mitos o historias que del colecho hay mucho todavía por decir. 

 

9 comentarios sobre “El colecho es para pobres

    • el 3 mayo, 2016 a las 0:56
      Permalink

      nosotros vamos de a poco a veces se va las mas regresa jajaja es mas en ocasiones es Marco quien despierta en su cama

      Respuesta
  • el 2 mayo, 2016 a las 18:19
    Permalink

    Con todo y las patadas, que rico es dormir todos juntos. Cuando alguno anda triste pide bola en la cama, ya es ritual.

    Respuesta
  • el 3 mayo, 2016 a las 7:20
    Permalink

    Bueno, qué te digo, yo misma dije esa frase y ahora me muerdo la lengua jaja ¡Viva el colecho!

    Respuesta
  • el 3 mayo, 2016 a las 15:04
    Permalink

    No me parece q sea para pobres. Sino para padres q aman demasiado y no pueden despegarse xq saben q en algún momento ellos solitos se van

    Respuesta
  • el 3 mayo, 2016 a las 15:47
    Permalink

    Nosotros aplicamos el colecho ocasional, pero cuando lo hacemos, mis hijos duermen mejor, tranquilos y seguros (aunque nosotros no tanto jeje)

    Respuesta
  • el 3 mayo, 2016 a las 19:26
    Permalink

    Yo disfruto mucho del colecho, aunque inicio por estar al pendiente de la seguridad de mi pequeño. Se ha convertido en unas de las maravillas de la maternidad, aunque ciertamente no extrañare las patadas de mi pequeño hombrecito.

    Respuesta
  • el 4 mayo, 2016 a las 7:14
    Permalink

    Adoro él colecho, lo practico con mi pequeña desde que nació, ahora tiene 14 meses, y también se nos une mi niña de 5 años, y tienes razón, junto a nosotras están seguros, ya habrá tiempo para nosotras para dormir solas y lo extrañaremos, así que por ahora, a disfrutar las patadas y las mojadas.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.