La raíz de las madres

Hace un año Angel nos cantaba a mi mamá y a mi “Hasta la raíz” en el festival del 10 de mayo, cuando por fin descubrí de quien era y la escuche con mas calma me quede prendada, era escucharla y saber que así era la raíz de las madres son sus madres y así en una cadena interminable, que mi madre y yo estábamos y estaríamos conectadas siempre sin importar que y en ese entonces simplemente sonaba lindo. raíz
Ya hacen 6 meses desde que mi mamá murió y cada vez me vuelvo mas consiente de lo que me afecto que ya no este, va mas allá de las lagrimas, de la nostalgia o de extrañarla, ella era (sin que ambas lo supiéramos) mi balance, el reflejo de mi maternidad en la suya, sé que nunca estuvo orgullosa de la ama de casa que soy jajaja pero como mamá en mis momentos de oscuridad me recordaba lo que yo quería, mi filosofía (aunque no fue con la que ella me crió), cuando escribí “los padres NO siempre tienen la razón” me contó una anécdota de mi infancia que yo no recuerdo pero ella nunca olvidó mi mirada y así sin juicios de una manera sutil me voy dando cuenta que en parte ella me iba guiando, esa paciencia que ella tanto alababa en mi a veces era un recordatorio de que la estaba perdiendo y que Angel era solo un niño, no quería que cometiera sus errores pero conocía mi carácter, me entendía mas de lo que en ese entonces veía.

12036863_10153578307829892_8779180279200403558_n

La raíz siempre sigue viva 

Mi madre se convirtió una gran amiga los últimos 12 años de nuestra vida juntas al volverme madre se convirtió también un refugio, ella supo de la llegada de Angel antes que yo (raro pero cierto), rompió sus esquemas para aceptar los míos con todos los miedos que lo desconocido da, ahora de manera absurda me da nostalgia caminar entre las tiendas de ese centro comercial al que tanto íbamos juntas, Isis escribía que nadie debería ser mamá lejos de su propia madre  y no podría estar mas de acuerdo, por que no hay un sólo día que no me haga falta su presencia de necesitar un abrazo y me doy permiso de llorar una vez al mes (en este mes algunos días mas) pero no dejo de creer que ella sigue aquí, que es mi raíz. Años atrás  le decía que me podía esconder de ella pero no de mi papá, ahora igual de cierto que antes les llevo a los dos conmigo, a veces se convierten en mis brazos para consolar a Angel y en mis piernas para seguir cuando siento que ya no puedo, necesito aprender a vivir escuchando sus consejos de manera interna pues ya no esta del otro lado del teléfono, sé que así de a poco mi balance regresará y dejare de sentirme un poquito perdida.

raíz

Un comentario sobre “La raíz de las madres

  • el 16 febrero, 2016 a las 16:41
    Permalink

    Es difícil en general ser mujer sin tener la compañía a un lado de nuestra madre. Aunque aún tengo a la mía, se me fuga a ratos y siento como todo el piso se me mueve. Te mando un abrazo ENORME!!
    Ya viste la película del libro de la vida? Vela con Ángel!!!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *