Verano sin Horarios

Estamos empezando nuestra tercer semana de vacaciones, es increíble como cada fin de ciclo lo estamos viviendo de manera diferente, siento como si fuera nuestro primer verano sin horarios después de que hace dos años vivieramos la enfermedad y muerte de mi mamá mientras Angel iba y venía de un lugar a otro,  el anterior fue de verdadero luto y de cambios, esta vez siento que por fin nos podemos relajar (aunque hay un asunto muy grande pendiente) y descansar. 

Tal vez es por eso que no me ha importado echar tanto la “flojerita”, estoy regresando al verano de mi infancia cuando despertaba tarde y todo era juego y descanso, no me he preocupado por tener actividades eduentretenidas para Angel todos los días (ninguno en realidad), citas de juego perfectamente programadas, tampoco ha entrado en un curso de verano y aún así no siento que estemos desperdiciando el tiempo. 

Los frutos de un verano sin horarios 

Estos días Angel ha estado mas relajado, aún así ha tomado responsabilidades, cada mañana se levanta se pone la chamarra y saca a Whisky ha hacer del baño, recoge sus heces (muchos adultos deberían aprender de él) regresa a casa se lava las manos y toma un poco de leche mientras ve la tele.

A veces mientras preparo el desayuno se cambia otras le permito que lo haga en pijama, terminando se cambia y tiende su cama (eso no muy feliz que digamos) el resto del día lo que se nos vaya ocurriendo, ya hizo su primer agua de limón y pone la mesa, a veces lava algunos trastes y echa su ropa a la lavadora, he querido enseñarle a lavar a mano pero bueno estos días no nos ayudan.

De vez en vez sin que se de cuenta vamos repasando algunas cosas realizando actividades para niños de primaria en casa, sumas cuando vamos a la tienda, palabras que empiezan con una letra mientras damos la vuelta, ahorita esta sentado a lado de mi coloreando mientras yo escribo así ambos estamos trabajando, le ha regresado el gusto por los legos y se esta animando a armar cosas sin necesidad del instructivo y ha generar sus propios juegos y yo no puedo estar mas que contenta. 

¿Tenerlo aquí 24/7 ha sido fácil? No, mi paciencia sigue débil y él tiene un caracter particular a veces chocamos, no siempre entiende mi NO y yo no estoy segura si lo digo mucho para ser honesta, a veces me pregunto si mis reclamos a su conducta son justificados o quiero demasiado de él movida por el miedo a que no sea un “buen niño”. 

Tenerlo en casa 24/7 en un verano sin horarios es bastante retador pero estoy reaprendiendo mucho, me estoy cuestionando mucho y como todas las madres con la esperanza de estar tomando las mejores decisiones para que él sea un crio feliz, libre, considerado y fuerte. No les digo que no ira a un curso porque a él también le gusta pero si no tenemos ni la primaria definida pues  un curso menos ajajaja tal vez este es mi detox que me permita romper el miedo al HomeSchool no sé por hoy voy viviendo este día y ya mañana es una nueva oportunidad para ver que hacemos 

¿Ustedes cómo están viviendo el verano en casa? Espero ahora si ya todos estén de vacaciones y si no les daré un mal consejo ya no los lleven hasta la clausura jejeje 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.